El Portero...que tipo tan raro!


Qué raro que un niño quiera ser portero. Pocos niños quieren ese puesto, pues casi todos, como niños que son, quieren la gloria del gol … la fama … salir en la tele. Siempre me he preguntado por qué en la tele en los resúmenes de fútbol sólo salen los goles, y muy pocas veces las paradas de los porteros.

El niño que elige ser portero es, como poco, “raro”. Bueno, mejor dicho, “singular”. O ¿es que es normal, que en un deporte cuyo objetivo es marcar un gol, el portero … intente evitarlo?

Y es que además, viste de forma diferente. Todo el equipo con la misma camiseta y pantalón (en nuestro caso, en WEA, todos de celeste y negro), y el portero diferente, de otro color, y en ocasiones hasta con colores bastante llamativos.

Y no te hablo ya de la forma de jugar. Todos los jugadores participan con los pies y la cabeza, y el no, porque encima es un privilegiado, pues puede utilizar las manos, ¡¡y es que hasta se pone guantes!!.

Incluso cuando lo nombran es diferente, o ¿por qué al resto lo llaman “jugadores de campo”, y a él no?, como si en su caso él jugara en la grada.

Pero eso sí, y ahora lejos de las bromas, la verdadera característica de un portero no es la “rareza”, sino su fuerza mental, su fortaleza psíquica. El portero es un tipo que tiene que soportar lo que ningún jugador, pues un delantero falla un gol, y sólo se acuerdan de él en la hora posterior al partido, y si encima durante el partido marca otro, ni siquiera eso. Pero ¡¡AY, si el que falla es el portero!! Miradas constantes hacia él, murmullo cada vez que le llega el balón, etc, y lo que viene tras el partido aún es más duro … críticas, comentarios, etc. Le pesa ese fallo durante mucho tiempo, a veces incluso años, como al bueno de Arconada, magnífico portero de la Real y de la Selección Española, que a pesar de su magnífica trayectoria se le conoce por el fallo que tuvo en la final de la Eurocopa.

El portero es una figura que incluso desde los clubs pasa a un segundo plano, quedando al margen en sus planificaciones, o ¿cuántos clubs de categorías pequeñas, tienen entrenadores de porteros? Es triste a veces, cuando te los encuentras entrenando ellos solos, mientras el resto del equipo está entrenando a tope con el entrenador.

Hasta en los buenos momentos están solos, o ¿es que no vemos como en pleno partido cuando el equipo marca, el resto del equipo se junta y se acerca a la grada para celebrar el gol con sus padres y amigos?. Sin embargo, el portero raras veces lo hace, suele quedarse celebrando ese gol en soledad, con quizá alguna mirada cómplice de algún familiar desde la grada.

Por todo ello, mi admiración hacia esa figura tan singular pero no menos importante en nuestro futbol como es la del portero.

Juan Prieto, padre de Álvaro, jugador infantil del CD WEA Sierra de Cádiz

#porteros

Artículos recientes
  • Facebook Globe
  • Twitter Globe
  • YouTube Globe

Arcos de la Frontera

T: 663.067.942